Contrato de Trabajo por Temporada

Por Humberto Pedro Burgos (h) | Martes, 04 de Enero de 2011

A+  A  A- | Imprimir | Enviar | |

La ley de contrato de Trabajo Nª 20744 y sus modificaciones, normativiza las distintas formas de contratación entre el trabajador y la patronal, existiendo contratos por tiempo indeterminado, que es el contrato por excelencia y que toda la normativa tiende a resaltar por el espíritu mismo de su esencia, la permanencia de la fuente de trabajo, contratos a plazo fijo, contratos de trabajos eventuales, de tiempo parcial, por grupo o equipo, las denominadas pasantías, entre otros.

En el presente me referiré al contrato de trabajo de temporada (arts.96,97,98 y cctes LCT), expresando el art. 96 LCT lo siguiente:”… Habrá contrato de trabajo de temporada cuando la relación entre las partes, originada por actividades propias del giro normal de la empresa o explotación, se cumpla en determinadas épocas del año solamente y esté sujeta a repetirse en cada ciclo en razón de la naturaleza de la actividad…”.

Puede afirmarse que se trata de un contrato por tiempo indeterminado pero la prestación de servicios es discontinua, ya que el trabajador tiene los mismos derechos que uno sujeto a un contrato por tiempo indeterminado, derechos que nacen desde la primera contratación o temporada, por lo que adquieren aplicabilidad lo relativo a el periodo de prueba, indemnizaciones por fallecimiento del empleador o del trabajador, falta o disminución del trabajo, licencias por enfermedad, accidentes de trabajo o enfermedad profesional, etc.- Es decir que se trata de un contrato de trabajo de plazo indeterminado, el cual existe en principio hasta la que el trabajador esté en condiciones de jubilarse, siendo su especial característica que se cumple o se ejecuta en forma discontinua, es decir en cada período o temporada, y que su tipicidad se determina por la actividad de la patronal, por ejemplo el trabajador que se desempeña como guardavidas o bañero , en una heladería la cual permanece cerrada durante el invierno ò en su caso podría tener una determinada cantidad de empleados durante el año y otros por temporada, ya que aumentan las ventas en el verano, también puede ser el caso de empresas que trabajan todo el año pero tienen incremento en determinadas épocas y es allí donde necesitan más personal, ejemplo de una librería al inicio de clases, o una juguetería en los meses de Navidad y Reyes, fin de año.

Otra especial característica es en cuánto al despido sin causa del trabajador que se produzca mientras dure la temporada, lo cual genera el derecho a reclamar los daños y perjuicios emergentes del derecho común, por el término que resta para la finalización de la temporada(art. 95 LCT primer párrafo”… la que se fijará en función directa de los que justifique haber sufrido quien los alegue o los que, a falta de demostración, fije el juez o tribunal prudencialmente, por la sola ruptura anticipada del contrato…”) , más las indemnizaciones por despido sin causa del art. 245 LCT al igual que los trabajadores por plazo indeterminado.

Debo señalar la diferencia del contrato de trabajo de temporada respecto al contrato de trabajo eventual, ya que en el primero se requiere del trabajador en determinados períodos o épocas, por la actividad que desarrolla normalmente la patronal, y en el segundo siempre deben existir circunstancias extraordinarias que se producen por única vez o excepcionalmente.

Respecto al contrato a plazo fijo , la diferencia es nítida, ya que el contrato de temporada es un contrato de tiempo indeterminado, por lo que en el primero cumplido el plazo, con el preaviso en tiempo y forma, finaliza el contrato y se extingue la relación laboral , y no continúa por otro período, excepto que se produzco otro contrato, mientras que en el segundo cumplida la temporada continúa en la próxima.

El período que transcurre entre un período de prestación de la actividad y el otro, si bien mantiene vigente el contrato no da derecho a remuneración, ni se computa como antigüedad en el empleo.

Del art. 98 LCT surge que la patronal deberá notificar por medidos fehacientes o públicos, 30 días antes del reinicio de la temporada o período, al trabajador su voluntad de reiterar la relación o contrato en los términos del ciclo anterior. En caso de que el empleador omite la notificación, se considerará que la relación laboral se extingue por despido sin causa, por lo que podrá reclamar las indemnizaciones correspondientes conforme el art. 245 LCT.

En el caso que el trabajador no se presente a trabajar o no contesta la comunicación, la relación laboral se extingue por abandono de trabajo.

Al finalizar la temporada el empleador debe abonar además al trabajador el Sueldo Anual Complementario (proporcional de acuerdo a los días trabajados) más las Indemnización por vacaciones no gozadas proporcionales al tiempo trabajado, y por supuesto, los haberes devengados en cada mes, y que se deben abonar hasta el día cuatro del mes siguiente, al igual que para todos los trabajadores de contratos de plazo indeterminado o permanentes.

© 2014. Portal de noticias producido por Troka Comunicadores. On-line desde el 7 de Mayo de 2008.