POLICIALES
Jueves, 28 de Julio de 2011. 09:25hs.

La policía destruye bebidas, pero proponen venderlas y juntar dinero para fines solidarios

En un procedimiento realizado ayer en el predio de la División Policía Rural, se efectuó la destrucción de bebidas alcohólicas en una cantidad aproximada a los mil litros, todo producto de los secuestros realizados desde el año 2010 hasta la fecha. Sin embargo, el periodista Néstor Molinatti propone que se vendan y se destine lo recaudado a instituciones benéficas. ¿Una buena idea no?.

A+  A  A- | Imprimir | Enviar | |

La destrucción de las bebidas alcohólicas decomisadas fue dispuesta por orden de la Jefatura de Policía, en cumplimiento del Código Contravencional de la provincia de Salta en sus artículos Nº 33 y Nº 34 de la ley Nº 7135/01.

Además forman parte del secuestro que realizaron los efectivos policiales en diversos procedimientos por infracción a los artículos100 y 103 del Código Contravencional

Según el Artículo 100: La venta, provisión o suministro de bebidas alcohólicas, para su consumo en el lugar de su expendio, sólo podrá realizarse en negocios o establecimientos expresamente autorizados por Jefatura de Policía. Mientras que el Artículo 103: Queda prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos, de acceso público o de concentración masiva, salvo en los establecimientos autoridades y bajo las condiciones establecidas por esta Ley.

Asimismo y según lo enunciado por la Ley Nº 7407 que facultó la creación del Registro Provincial de Establecimientos Expendedores de Bebidas Alcohólicas, que en el Inciso D del Articulo 10 declara: Art. 10.- La Autoridad de Aplicación, sancionará toda infracción a las normas de la presente Ley y de su reglamentación con las siguientes sanciones, que podrán ser aplicadas en forma acumulativa, previo procedimiento que asegure el derecho de defensa del imputado: d) Decomiso de toda bebida alcohólica que se encontrare dentro del local infractor.

Si bien la fuerza actuó en base a las normas, en su programa “Sin Censura”, Néstor Molinatti propone que mejor que destruir y echar por tierra esa mercadería, sería más conveniente y provechoso proceder a la venta de esas bebidas y con lo recaudado ayudar a hogares, instituciones benéficas o utilizar el dinero recaudado de alguna manera provechosa. Considera que no tiene sentido, si bien se trata de mercadería decomisada, que la misma sea arrojada a la tierra pudiendo darse un uso solidario a lo que se pudiera recaudar de la venta de la misma.

Si bien cierta clase de mercadería decomisada si debe ser destruida, como alimento en mal estado entre otras, pensar en modificar algunas disposiciones que permitan por ejemplo la venta de otras, como en este caso bebidas, no parece una idea descabellada.

Fuente: FM Pacífico

Comentarios
© 2014. Portal de noticias producido por Troka Comunicadores. On-line desde el 7 de Mayo de 2008. Edición Nro. 2368.